La central AT-3000- conserva todos sus parámetros de programación, códigos y estados en su memoria interna, aun en ausencia total de energía, durante 40 años.